domingo, 15 de octubre de 2017

LAS LÁMPARAS DE PETROLEO

LAS LÁMPARAS DE QUEROSENO

El keroseno y la parafina son combustibles que en español se conocen como queroseno o petroleo. La versión más sencilla de lámpara de petroleo la representa este pequeño ejemplar.


Esta pequeña lámpara de petróleo, es el concepto más sencillo de quinqué. En teoría y según reza la publicidad tomada de "Quinqués", no producía humo. Pero en los años 50 del siglo XX, época de la lámpara y del anuncio, los usuarios de este ejemplar afirmaban que el humo era insoportable. Claro, que es probable que se usasen aceites de cocinar viejos y otros combustible poco apropiados.


LAS LÁMPARAS MECÁNICAS DE PETROLEO

En algunos países, entre ellos España, al queroseno o parafina se le denomina petróleo. Como ya se ha comentado, la parafina no era tan restrictiva como el aceite y sus propiedades físico-químicas suponían una gran ventaja para el alumbrado. Aún así, algunos inventores, como R. Hitchcock patentaron lámparas mecánicas:


Este tipo de lámparas se pensaron para que bombeasen el combustible o que forzasen el aire hacia la llama.

HITCHCOCK LAMP Co

Robert Hitchcock, al igual que Carcel, tenía una sólida formación en relojería que lo llevó a diseñar y fabricar lámparas mecánicas de aire forzado. 


La parte superior la constituye el depósito de queroseno con un quemador de mecha plana. En la columna del cáliz, se aloja el ventilador con su motor.


En el anillo recoge-aceites, alrededor del quemador, está impresa la marca "HITCHCOCK LAMP", la localidad donde se fabricaban las lámparas "Watertown New York" y se hace referencia a las distintas patentes en que esta lámpara se basa.


Una de esas patentes es la recogida al principio de este apartado y otra, en la que se describe un motor de relojería que podría valer para un ventilador o una bomba de combustible.


Patente en la que, sin duda, se basa este mecanismo, pero que tiene una propia del 20 de julio de 1886.


Dicha patente se encuentra impresa bajo la palomilla con la que se da cuerda al motor. Con respecto a la del propio diseño de la lámpara, que data de 1880, se puede leer en una banda soldada a un lateral del depósito de combustible.


En esta patente se describe la carcasa de la lámpara.


Tal como reza la publicidad de 1892, este tipo de lámparas no producen humo, no necesitan chimenea de cristal y pueden funcionar durante horas de forma autónoma.


Su funcionamiento, tal como se puede observar en el vídeo es sencillo, pero no era una lámpara barata para su época y su resistencia al viento resulta un tanto cuestionable.


A este modelo le siguieron, al menos, otros dos patentados. Ambos con la llave de cuerda en un lateral.


Hitchcock, aplicaría estos aparatos básicos a apliques de muro o a lámparas de techo con varias luces.


DEAD FLAME LANTERNS

El paso del aceite al queroseno, simplificará las lámparas y muchos de los antiguos aparatos se reconvertirán al nuevo combustible. El alumbrado doméstico había sufrido un gran avance, tanto si la lámpara era mecánica o, lo más normal, si se le dotaba de un tubo de cristal como chimenea. Pero el problema surge al sacar las lámparas al exterior.


Tapar el tubo de cristal permitiría que la lámpara no se apagara con el viento. Sin embargo, la corriente de aire se hace más débil y la atmósfera se enrarece dentro del vidrio. La llama es poco brillante y a estas lámparas se les llamará "Dead Flame Lanterns",

LAS LÁMPARAS TUBULARES

Dead Flame Lantern, significa linterna de llama muerta. John H. Irwin, diseña linternas de este tipo, pero en 1867 patenta los principios de lo que sería la Hot Blast Lantern. Un sistema de recirculación de aire.


Hot Blast Lantern, significa linterna de viento caliente. El aire se calienta con la llama, sube a la chimenea y vuelve a la base del quemador. Esta corriente aviva el fuego. Se trata de un circuito semicerrado que mantiene la presión interna constante, lo que permite una llama más brillante y resistente al viento y las tormentas. Este tipo de lámparas fueron fabricadas, en un principio, por Robert Edwin Dietz. La marca Dietz fue muy importante durante el siglo XIX y XX, principalmente en EEUU.


Pronto surgirán, en todo el mundo, multitud de marcas que fabricarán este tipo de lámparas de tormenta, durante más de cien años. Es el caso de la marca alemana Frowo (Froehlich and Wolter). El ejemplar que sigue, Frowo 420, figura ya en los catálogos de los años 30 del siglo XX y no dejó de fabricarse hasta 1990, en que la factoría cesa su producción.


Otra marca alemana, Rhewum, fabricó el siguiente ejemplar, en la segunda mitad del siglo XX:


En 1874, John H. Irwin, establece los principios del que será un tipo muy popular de lámpara de tormenta: la lámpara Cold Blast o de viento frío. Consume más oxígeno y combustible pero su luz es más intensa y brillante.


El aire frío, más pesado, desciende por los tubos hasta la llama, esto garantiza un aporte de aire fresco a una llama que será más brillante y continua. El aire caliente y pobre en oxígeno, asciende hasta la chimenea y sale por la parte inferior de la tapa. Este sistema quema más combustible pero permite una presión constante dentro de la lámpara que evitará su apagado en caso de fuertes vientos. Este tipo de lámparas ha sido muy popular, surgiendo multitud de marcas, algunas hasta nuestros días:


Es el caso de este ejemplar que pertenece a Meva, siendo el modelo 863, de la marca perteneciente a la antigua Checoslovaquia. Fabricada en la segunda mitad del siglo XX, es posible que aún se confeccione.


Es el mismo caso de esta otra lámpara, la Meva 865.


The World Light M.F.G. LTD Globe Brand Nº202, fabricada en Hong Kong en la segunda mitad del siglo XX.


Este adorno, diseñado por Swarovski, es una prueba de la popularidad de estas lámparas. Su aparición en infinidad de películas, sobre todo del Oeste, las ha convertido en un objeto que evoca viajes y aventuras.


Otro ejemplo de esta popularidad, sacapuntas fabricados por la casa playme.


Construido en metal y cristal, como sus hermanos de petroleo, el LED 235 es un "candil" a pilas y luces LED. Un artilugio curioso, que juega con la nostalgia y funciona realmente bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario